miércoles, 20 de agosto de 2014

El Parto...Los Desgarros

   Hay mamás que pueden presumir de haber tenido un parto perfecto, en el que todo se ha desarrollado con normalidad y han tenido la suerte de no haberles dado ni un solo punto, pero hoy en día lo más habitual es escuchar la palabra episotomía o desgarro en los partos...pero ¿que es cada cosa? ¿cuantos tipos de desgarros hay?


   Hace tiempo que había pensado hacer este post, ya que yo sufrí un desgarro en mi parto. Supe que se trataba de un desgarro de 2º Grado cuando leí el papel del alta hospitalaria, hasta entonces no sabía muy bien lo que había pasado.... me preocupé un poquillo, así que busqué y busqué información hasta quedarme tranquila. Por ello, ahora me gustaría que las mamás que hayan pasado por lo mismo y busquen información como un día lo hice yo, encuentren las respuestas en este blog y puedan dormir tranquilas...

LA EPISOTOMÍA: Es un corte quirúrgico que se realiza justo antes del parto en el perineo para ampliar la apertura vaginal.

   Los obstetras solían realizar episotomías de forma rutinaria para acelerar los partos y evitar desgarros en la vagina, por ello hasta hace poco, como comentaba más arriba, era habitual oir hablar de episotomías en los partos. Sin embargo, se han llevado a cabo numerosos estudios, y los expertos están de acuerdo en que este procedimiento no se debería hacer de forma rutinaria, ya que se ha demostrado que las mujeres que sufren desgarros tienden a recuperarse en menos tiempo y con menos complicaciones que aquellas a las que se les realiza una episotomía, es decir, que se considera que un desgarro natural se recupera mejor que un corte.

LOS DESGARROS: Son rasgaduras en la piel o músculos que se encuentran sobre el orificio vaginal o a su alrededor. Cuando tu bebé pasa por el canal de la vagina para nacer te puede ocasionar algún desgarro, aunque suelen ser mas comunes en madres primerizas.

   Tipos de Desgarros:

- Desgarros de Primer Grado o Superficiales: Sólo la piel del pirineo aparece levemente rasgada, la musculatura no queda afectada. Requieren de muy pocos puntos o de ninguno. Sanan rápido y causan pocas o ninguna molestia.
- Desgarros de Segundo Grado: La piel del pirineo está fuertemente rasgada y además, la musculatura del pirineo queda superficialmente rasgada también. Estos desgarros necesitan coserse capa a capa. Pueden causar molestias y tardan algunas semanas en sanar.
- Desgarros de Tercer Grado: La piel del pirineo está rasgada y los músculos que cierran el ano se han visto afectados.
- Desgarro de Cuarto Grado: No solo se produce un desgarro vaginal sino también de la membrana del intestino.
   Los desgarros de Tercer y Cuarto Grado se consideran los mas severos, ya que se extienden a través del recto. Pueden causar dolor considerable y molestias durante meses. Aumentan el riesgo de sufrir incontinencia anal.
   Para detener las hemorragias que se producen durante estos desgarros se administran soluciones intravenosas y se sutura la herida.
   Solo si el sangrado es importante, no se detiene y tus constantes vitales no están estables, se hará una tranfusión de sangre.
   Aún menos común son las cirujías abdominales o histerectomías para detener dichas hemorragias.

   En mi caso, como ya les comenté, fue un desgarro de 2º Grado, pero perdí bastante sangre, (también porque mi bebé venía bastante grandita!) por lo que me dijeron que cabría la posibilidad de que me hicieran una tranfusión, sin embargo, mi recuperación a esa pérdida fue bastante rápida con la medicación, por lo que al final no hizo falta. Y menos mal! porque me asustaba un poco la idea...

   Hoy ha tocado hablar de la peor parte de un parto, pero ya saben que luego todo compensa...
Una imagen vale más que mil palabras;)



¿ Y tu? ¿Eres una de esas mamás que tuvo la suerte de tener un parto perfecto? 
¿o por lo contrario te hicieron episotomía o sufriste algún desgarro?
¡Cuéntanos tu experiencia y ayudemos a otras mamis a buscar respuestas!

¡Muchos Besitos Mamás!
¡Hasta el Próximo Post!


2 comentarios:

  1. Hola!
    Por suerte mis partos han sido muy buenos, con la mayor fue un desgarro de primer grado (venía en posterior) y con la chiquitina ni una laceración. Supongo que elegir la postura que quería para parir y que las matronas respetaron mis tiempos fue decisivo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar guapa! Que bueno escuchar eso! Ojalá tenga yo esa misma suerte con mi segundo bebé!
      1 Besito!

      Eliminar